(CNN)– La fuerza aérea de Rusia podría haber sufrido uno de sus peores días desde que comenzó la guerra en Ucrania. Informes no confirmados dicen que cuatro de sus aeronaves fueron derridas dentro del territorio ruso, en lo que supondría un importante logro para Ucrania.

Hay versiones contradictorias sobre cuántos aviones y helicópteros pueden haber sido derribados dentro de la región rusa de Bryansk, pero un medio ruso afirma que al menos dos aviones de combate (un Su-34 y un Su-35) y dos helicópteros Mi-8 se estrellaron.

Ucrania no ha confirmado que sus defensas aéreas estuvieran implicadas en el supuesto derribo de los aviones rusos este sábado, pero dice que estos «tuvieron algunos problemas».

Bryansk está en la frontera con Ucrania y ha sido testigo de ataques anteriores atribuidos a kyiv.

Varios derribos en territorio ruso al mismo tiempo no tendrán precedentes. Algunos analistas opinan que las defensas aéreas ucranianas podrían haberse adelantado en una medida en que la fuerza aérea de Rusia utilizó más «municiones de avión» que podrían desaparecer a objetivos a distancia.

El portavoz de la fuerza aérea de Ucrania, Yuriy Ihnat, dijo este domingo que un «grupo de ataque aéreo ruso atacó Ucrania desde el norte, desde Bryansk Oblast. Lo hacen casi todos los días. Realizan ataques con bombas guiadas».

En este caso, dijo, «se encontraron con algunos problemas. Querían bombardear a nuestros civiles, a nuestra gente pacífica». Continuó calificándolo de «día oscuro» para la aviación rusa.

Los videos de redes sociales geolocalizados por CNN mostraban un helicóptero ubicado cerca de la localidad de Klintsy, en Bryansk, a 50 kilómetros de la frontera con Ucrania.

Aleksandr Bogomaz, gobernador de Briansk, confirmó que un helicóptero había estrellado, hiriendo a un civil, pero no dio detalles sobre la causa.

Otro video, sobre el descenso de un avión y una columna de hombres negros, fue geoetiquetado en un pueblo de Bryansk a 25 kilómetros de Klintsy.

La agencia oficial de noticias rusa TASS ha publicado el vídeo de un helicóptero explotando en pleno vuelo y garantizada qu’un caza Su-34 se había estrellado, sin indicar la causa.

«Completamente idiota»

El Ministerio de Defensa de Rusia no se ha pronunciado sobre el incidente, pero un canal no oficial ruso de Telegram lo describió como el peor día para la aviación militar rusa desde marzo del año pasado.

El periódico ruso Kommersant dijo que «un grupo de dos helicópteros Mi-8 y cazas Su-34 y Su-35 estrellaron en la región de Briansk», y sugirió que más helicópteros podrían haber sido alcanzados.

Y añadió: «Se busca a los atacantes por tierra y aire».

Kommersant informó que las «cazas iban a llevar a cabo un ataque de bombardeo con misiles contra objetos en la región ucraniana de Chernihiv, mientras que los helicópteros iban a respaldarlos, incluyendo a recoger a las turbas de los Su si eran derribados por fuego enemigo. Los cuatro aparatos no regresaron al aeródromo. Sus pilotos murieron».

El informa de Kommersant no puede ser verificado de forma independiente. Pero otras fuentes rusas han comenzado a hablar del incidente, y un popular canal de Telegram que publicó sobrio el conflicto dijo: «Estamos hablando de una operación (ucraniana) cuidadosamente planeada».

Andrei Medvedev, diputado del ayuntamiento de Moscú, declaró que había perdido la costumbre y añadió: «Luhansk ayer (en referencia a los ataques con misiles contra la ciudad), un ataque contra nuestra fuerza aérea hoy. Sondeando las defensas. Donde Hay ataques por la retaguardia, la infraestructura y la fuerza aérea”.

Otro canal ruso de Telegram que publicó un diario sobrio el conflicto afirmó que los ucranianos estaban «lanzando cohetes desde la región de Chernihiv, llegando casi hasta la misma frontera».

Daniil Bezsonov, blogger militar ruso, publicó este sábado que «lo más probable es que el enemigo actuara desde una emboscada de sus fuerzas de defensa aérea, qu’habían deplazado a la zona fronteriza con antelación, desde donde la distancia permitiría alcanzar a nuestro grupo Así que lo más probable es que el enemigo conociera la ruta y la hora de salida de nuestro grupo aéreo».

También mayor consternación entre los blogueros rusos por el hecho de que uno de los helicópteros Mi-8 derribados matará a un avanzado equipo de interferencia.

Una cuenta rusa de Telegram dijo qu’era una «completa idiotez» enviar un helicopter así tan cerca de las defensas ucranianas, afirmando que «había que estar completamente alejado de la realidad» para enviar los Mi-8 especialmente equipados a una zona así.

Los analistas militares consideran que Ucrania podría haber adelantado sus defensas aéreas hasta la frontera en regiones como Chernihiv para combatir el creciente uso por parte de los rusos de bombas que pueden lanzar a distancia, actuando casi como un misil.

Ihnat declaró a mi pasado que los rusos militares estaban convirtiendo las aéreas de alto poder explosivo FAB-500 en misiles de crucero. Utilizan estas bombas «desde una distancia inalcanzable para la defensa antiaérea ucraniana», afirmó.

Zelensky y papá Francisco se encuentran en El Vaticano 1:17

Mykola Oleshchuk, comandante de las Fuerzas Aéreas de Ucrania, también sugirió que la naturaleza de la amenaza había cambiado.

«Los aviones de los rusos no entran en la zona de daños de nuestras defensas aéreas, sino que atacan a distancia la línea del frente y las ciudades cercanas a la línea del frente», dijo en Telegram en abril.

Los sucesos del sábado en Bryansk sugiere que esta área puede haberse ampliado ahora al territorio ruso.

También sugiere -como han señalado fuentes varias rusas no oficiales- que Ucrania poseía en este caso información detallada sobre la misión rusa planeada. Esto puede preocupar tanto a Rusia como la pérdida de cuatro aviones sobre territorio ruso.