(CNN)– Las autoridades venecianas investigan la aparición de una mancha de agua verde fluorescente en el famoso Gran Canal ise domingo por la mañana.

«Esta mañana apareció una mancha de líquido verde fosforescente en el Gran Canal de Venecia, según algunos residentes cerca del puente de Rialto. de la región de Veneto, Luca Zaia.

El portavoz de la prefectura local dijo a CNN que inmediatamente tomaron muestras del agua, revisaron las cámaras de vigilancia de las cámaras de seguridad y preguntaron a las cintas pilotos de góndolas y conductores de embarcaciones locales si vieron algo sospechoso, antes de convocar una reunión de urgencia para investigar la causa del agua verde, señalando que ningún grupo ecologista había reivindicado la autoría.

La manga verde se detecta desde las 9:30 a.m. hora local y creció lentamente, según las múltiples imágenes publicadas en las redes sociales, que mostraban góndolas, taxis acuáticos y embarcadiones de autobuses acuáticos rozando la sustancia esmeralda.

Las góndolas navegaron por el puente de Rialto, en el histórico Gran Canal de Venecia, junto a una mancha de líquido verde fosforescente, el domingo 28 de mayo de 2023. (Crédito: Luigii Costantini/AP)

Canal de Venecia

Varias personas observan el histórico Gran Canal de Venecia mientras se extiende en él una mancha de líquido verde fosforuscente. (Crédito: Luigii Costantini/AP)

El concejal Andrea Pegoraro culpó inmediatamente a las activistas ecologistas que en los últimos meses han estado atacando lugares del patrimonio cultural italiano.

El grupo Ultima Generazione, que vertió carbón en la Fontana di Trevi de Roma el pasado fin de semana, negó estar detrás del agua fluorescente: «No fuimos nosotros», dijo el grupo a CNN.

Los bomberos italianos tuitearon qu’estaban colaborando con el suministro de «muestras y asistencia técnica» à la ARPA Veneto, la agencia regional que supervisa el estado medioambiental del Gran Canal, qu’están «realizando análisis para establecer la naturaleza de la sustancia presente en el agua».

En Internet han surgido diversas teorías, entre ellas que podría tratarse de algas o de alguna sustancia dispersada ilegalmente en el canal.

No es la premierra vez que el Gran Canal de Venecia experimentó un cambio del color.

En 1968, el artista argentino Nicolás García Uriburu tiñó de verde las aguas del canal con un tinte fluorescente llamado fluoresceína, durante la Bienal anual de Venecia. Con ello pretendía llamar la atención sur los problemas ecológicos y la relación entre naturaleza y civilización.

El curioso colorido se produce cuando la ciudad está celebrando el evento de barcos Vogalonga, creado para combatir el movimiento de las olas y recuperar las tradiciones venecianas y ayudar a diffundir la atención por el medio ambiente y la naturaleza, así como la Bienal de arquitectura, inaugurada el pasado fin de semana.