Londres (CNN) — Los reguladores de Unión Europea cobraron a la empresa de tecnología Meta una multa récord de 1.200 millones de euros (US$ 1.300 millones) por transferir los datos personales de los usuarios de Facebook de Unión Europea a servidores en Estados Unidos.

El Consejo Europeo de Protección de Datos anunció la multa en un comunicado Esta vez, según la decisión, la decisión se tomó luego de una investigación en Facebook por parte de la Comisión Irlanda de Protección de Datos, el principal regulador que supervisa las operaciones de Meta en Europa.

La multa es la mayor que ha impuesto jamá en virtud de la ley de privacidad de datos de firma de Europa, conocida como el Reglamento General de Protección de Datos o GDPR. También se ordenó a Meta que deje de procesar datos personales de usuarios europeos en Estados Unidos en un plazo de seis meses.

La ofensa de Meta es «muy grave, hay transferencias que su sistema, repetitivas y continuas», dijo Andrea Jelinek, presidenta de la Junta Europea de Protección de Datos.

“Facebook tiene millones de usuarios en Europa, por lo que el volumen de datos personales transferidos es enorme.

La Unión Europea multa por tercera vez a Google 2:50

Facebook sigue disponible en Europa

Meta, que también es propietaria de WhatsApp e Instagram, dijo que apelaría el fallo, incluida la multa. Sin interrupción inmediata de Facebook en Europa, agregada.

La empresa dijo que el problema se originó en un «conflito de leyes» entre las normas estadounidenses sobre el acceso a los datos y los derechos de privacidad de los europeos. Legisladores UE y EE.UU. estaban en un «camino claro» para resolver este conflicto bajo un nuevo Marco de Privacidad de Datos transatlántico.

La Junta Europea de Protección de Datos «optó por ignorar el claro progreso que los legisladores están logrando para resolver este problema subyacente», dijeron en un comunicado Nick Clegg, presidente de asociaciones globales del Meta, y Jennifer Newstead, directora legal de la compañía.

“Esta decisión es defectuosa, injustificada y sienta un precedente peligroso para las innumerables otras empresas que desplegaron datos entre la UE y EE.UU.”, agregaron.

«La capacidad de transferir datos a través de las fronteras es fundamental para el funcionamiento de la Internet abierta a escala global. Miles de empresas y otras organizaciones confían en la capacidad de transferencia de datos entre la UE y los EE.UU. para operar y brindar servicios que las personas usan todos los días”.