HUMOR - muygraciosos.com

Había una vez...





Había una vez unas mujeres que siempre visitaban una casa en la que se encontraba una lora y la lora cantaba cuando ellas llegaban: era un bikini a lunares amarillos...
Al día siguiente vuelven las mujeres y canta la lora: azul es que este amor es azul como...
Dicen las mujeres hay esta lora siempre me averigua el color y la forma de mi ropa interior.
El día siguiente las mujeres decidieron ir sin ropa interior y la lora cantó: a mí me gusta andar de pelo suelto...




Era un tipo que se vestía tan mal que le decían la caja fuerte.
¿Que por qué?
Pues no había quien le encontrara la combinación.




Había una vez un ratero, tan, pero tan tonto que cuando robaba una tienda, se llevaba los maniquíes para no dejar testigos.











Había una vez una señora tan gorda, tan gorda, pero tan gorda, que su ángel de la guarda tenía que dormir en otro cuarto.




Había una mujer tan, pero tan flaca que cuando sacaba la lengua se iba de boca.







Más chistes de Había una vez... Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED