HUMOR - muygraciosos.com

Había una vez...





Había una mujer tan, pero tan flaca que cuando sacaba la lengua se iba de boca.




Había una mujer tan, tan gorda, que para darle el abrazo de año nuevo tenían que empezar desde septiembre.




Era un hombre tan viejo, pero tan viejo que vio el arcoiris en blanco y negro.











Un día un abuelito les estaba contando una de sus historias a sus nietos. Entonces, dice:
Cuando fui a cazar leones iba con unos amigos, y me dejaron solo en medio del bosque.
De repente se empezaron a mover unos arbustos, y de repente
GRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR y ZAZ.
Los nietos espantadísimos preguntaron:
¿Qué? ¿qué pasó después?
Contesta el abuelito:
Me hice popo.
¿Cuando salieron los leones?
Y el abuelito responde:
No, ahorita que hice GRRRRRRRRRRRRRRRRR.




Era un tipo que se vestía tan mal que le decían la caja fuerte.
¿Que por qué?
Pues no había quien le encontrara la combinación.







Más chistes de Había una vez... Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED