HUMOR - muygraciosos.com

Amigos





Eduardo, Manolo y Felipe se treparon en una bandera que hay sobre edificio. Eduardo dice:
Por mi patria y por mi bandera yo me tiro desde la punta de ésta bandera. Y cayó en el suelo muerto. Luego viene Manolo y dice:
Por mi patria y por mi bandera yo me tiro desde la punta de ésta bandera. Y también cayó muerto en el suelo. Ahora viene Felipe y mira hacia el suelo y vio a los dos amigos muertos y luego dice:
¡Por mi patria y por mi bandera, yo me voy por las escaleras!




Este es un señor que manda un mensaje al departamento de soporte y mantenimiento de computación. El mensaje era el siguiente:
"esparaversipuedenveniryarreglarmelabarraespaciadoradelteclado"




Estaba Juan y Pedro trabajando de leñadores, cuando de pronto Juan se corta un brazo, rápidamente Pedro mete en una bolsa de plástico el brazo de Juan y lo lleva al hospital. Al siguiente día Pedro va a ver a Juan y lo encuentra jugando tenis, y Pedro dice:
¡Vaya, que avanzada es la tecnología de hoy!
Después de unos días, Juan se reincorpora al trabajo, pero el muy tonto se corta una pierna. De nuevo Pedro mete en una bolsa de plástico la pierna de Juan, y lo lleva al hospital. Al siguiente día Pedro lo va a visitar y lo encuentra jugando fútbol, y Pedro dice:
¡No cabe duda que esta tecnología es excelente!
El día siguiente Juan se reincorpora al trabajo, pero el muy tonto se corta la cabeza, rápidamente Pedro toma la cabeza de Juan, y la mete en una bolsa de plástico y lo lleva al hospital. Al siguiente día Pedro va a visitar a Juan, pero no lo encuentra por ningún lado, rápidamente Pedro le pregunta a la enfermera dónde esta su amigo Juan y ella le contesta: ¡Se hubiera salvado! ¡De no ser por un idiota que le metió la cabeza en una bolsa de plástico y se asfixió!











Unos amigos van caminando por la calle y uno dice:
Compadre, mire esa belleza de mujer.
¡Y pensar que antes me perseguían!
¿De verdad? ¿Y ya no?
No.
¿Por qué?
¡Porque ya no robo carteras!




Van dos compadres caminando en la selva y no encuentran nada en todo el día, entonces en la noche ya se iban a acostar y sienten rugir a un león y las armas estaban lejos. Entonces, un compadre le dice al otro compadre: Compadre, pásame mis tenis, compadre.
Y el otro le dice:
¡A poco le vas a ganar a correr al león!
No, pero a ti sí compadre.







Más chistes de Amigos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED