HUMOR - muygraciosos.com

Amigos





En un velorio, un amigo del difunto se acerca a la viuda y le dice: Lo siento señora, lo siento
La señora responde:
No gracias, déjelo acostadito no más.




Tres amigos están jugando póker, uno empieza a hablar sobre su mujer cuando iba a tener un hijo. Antes de tenerlo, estaba leyendo Blancanieves y los 7 enanos y tuvo 7 niños y 1 una niña.
La mía, dijo Jorge, estaba leyendo Peter Pan y tuvo un niño.
¡Caray!, dijo José, al hospital, rápido, mi esposa está leyendo los 101 dálmatas.




Un famoso político va cambiar un cheque en un banco de la capital y no tenía identificación. El cajero le dijo que necesitaba verificar su identidad. El hombre insistió en que era una figura pública y todos debían conocerlo. El cajero le dijo:
Señor, son las reglas, sino lo identifico no puedo cambiarle el cheque. Ayer estuvo aquí un famoso boxeador, no tenía identificación y para demostrar quién era tuvo que boxear un par de veces, aunque noqueó a dos cajeros lo identificamos y pudimos proceder.
Dijo entonces el político:
La verdad es que no sé qué hacer, solo se me ocurren tonterías y
estupideces.
Y dijo el cajero:
Ok, ya lo reconocí y me convenció, ¿Cómo quiere el cambio?











Están tres amigos muertos de hambre, sólo tienen un céntimo, van a un restaurante y preguntan:
¿Qué nos puede dar por un céntimo?
Y el camarero contesta:
No puedo daros nada, pero bueno, haré una excepción y os daré esta tortilla.
Los tres amigos se fueron con la tortilla, y como era tan pequeña uno propuso:
Esta tortilla es tan pequeña que no podremos comérnosla entre los tres. Haremos lo siguiente: nos iremos a dormir y el que sueñe que va más lejos se comerá la tortilla.
Por la noche va uno de ellos y se levanta y la come. Al día siguiente dice el primero:
Yo he soñado que iba al cielo, muy alto, muy alto, y hablaba con Dios. Dice el segundo:
Yo he soñado que iba al infierno, muy abajo, muy abajo y hablaba con el diablo.
Y finalmente dice el tercero:
Pues yo, como tardabais tanto, pensé que ya no veníais y me comí la tortilla.




Estaban dos amigos en el funeral de la esposa de un compadre y a uno de ellos se le está cayendo la baba y el amigo le dice al otro: "la baba compadre" y el amigo contestó: "y también planchaba"







Más chistes de Amigos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED