Chistes





Teléfonos



Habiendo marcado equivocadamente un número telefónico, al comunicarse por larga distancia, una señora pregunta en tono angustiado.
¿Ya llegó Julio allí?
Una voz profunda respondió:
No señora, no sé de que parte del mundo llama usted, pero aquí todavía estamos en abril.




Suena el teléfono:
Hola, ¿Está Agustín?
No, estoy incomodón.




¡Ring, ring!
Aló, ¿La familia Flores?
No.
Ah perdón, me equivoqué de jardín.




Ring, ring, Zapatería Jiménez, ¿Dígame?
Ay, perdone, me parece que me equivoqué de número.
No hay problema, usted trae los zapatos y le damos el número que haya.



Hola, ¿Está Armando?
No, todavía estoy en las instrucciones.




Ring, ring...
¿Diga?
¿Los servicios secretos?
Lo siento no puedo decírselo.






Más chistes de Teléfonos Página principal