Chistes





Novios



El futuro suegro al prometido de su hija.
¿Así que quiere casarse con Laurita, pero antes dígame, de cuánto dinero dispone?
De 30 mil pesos, señor.
¡Ah!, no está mal si los sumamos a los 30 mil que tiene mi hija.
El pretendiente interrumpe:
Perdón señor, pero esos ya están incluídos.




Carta a la mujer amada:
Por ti soy capaz de cualquier cosa:
Cruzar nadando océanos.
Llegar a la cima de la montaña más alta del mundo.
Gritar a los cuatro vientos sobre mi amor por ti.
Enfrentar a cualquier obstáculo que nos separe...
Te amo tanto...
P.S. Llegaré el jueves, si no llueve...




Una pareja de novios decide casarse. Así que el novio va a ver al papá de la novia para pedir su mano:
¿Así que se quieren casar, eh?
Sí, señor.
¿Y ya vio usted a mi mujer?
Sí, pero me gusta más su hija.




Era una mujer tan fea, pero tan fea, tan fea, que su esposo la llevaba a su trabajo para no tener que darle el beso de despedida.




Estaba Pedro y la María en su casa, y Pedro le dice a la María.
Vos María, apágate la luz.
María le contesta:
Ay, no Pedro.
Pedro le vuelve a decir:
Vos María, que te apagues la luz, te digo.
María le contesta:
Ay no, vos Pedro qué me quieres hacer.
Así se estuvieron hasta que María le dijo:
Va, está bien Pedro, y apagó la luz.
Entonces, Pedro le dice:
¿Te gusta mi reloj fosforescente?




Estaba una pareja de novios y le dice el novio a su novia:
Amor, ¿Nos vamos de viaje el fín de semana?
La novia le dice:
Mi vida, mejor nos quedamos en la casa viendo televisión para ahorrar plata para el matrimonio.
El novio le dice:
Sí claro, no lo había pensado.
Después de un rato la novia le dice:
Mi amor, ¿Y que te parece si me traes tu ropa para lavártela para ahorrar plata para el matrimonio?
El novio le contesta:
Sí, no lo había pensado.
Luego el novio en casa se queda pensado que hará pues el solo tiene dos mudas de ropa y están ya deterioradas, entonces le dice a un amigo que le dé la ropa que él se la lava, y de esta manera la novia no se enteraría de que el solo tenía dos mudas de ropa. A la semana siguiente llega a la casa de la novia y ésta lo recibe con un abrazo y le dice:
Mi amor, te he lavado y planchado la ropa, pero esas dos mudas que estaban viejas las regalé.






Más chistes de Novios Página principal